fbpx

7 de Noviembre

 

De la misma manera, no es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños.” 

(Mateo 18, 12)

 

 Permitamos que la Palabra del Señor toque nuestra vida

El relato del Pastor bueno  en Lucas es contado por Jesús en forma de parábola; Mateo en cambio lo coloca al interno de un dialogo entre Jesús y sus  discípulos; Jesús les plantea interrogantes y les da las respuestas. En ambos relatos el mensaje principal es el amor solicito de Dios, que como un pastor bueno busca a la ovejita que se le ha perdido. Sí! Dios siempre está buscando con ternura al hijo que se ha alejado de su amor.

Mateo nos permite ver cómo el amor de Dios por cada uno de nosotros es tan personal y gratuito que de ningún modo Dios quiere perder ni uno solo de sus hijos por pequeño que pueda parecer. ¡Qué hermoso es constatar que el amor de Dios por cada uno de nosotros es único e insustituible; por ello la alegría que siente cuando logra atraernos hacia Él, es desbordante. No podemos seguir insensibles al amor entrañable que Dios siente por cada uno de nosotros como si fueras único. El Espíritu Santo nos urge abrir el corazón.

 

Reflexionemos:

¿Logras descubrir los detalles de ternura que Dios tiene contigo día a día? ¿Qué sientes al constatar que cuando te has alejado de Dios, El, en lugar de enojarse contigo te está buscando con nostalgia y ternura entrañable?  Señor que inmenso es tu amor, es inabarcable, supera infinitamente mi necesidad de amar y ser amados. ¡Cólmame con tu amor Señor! 

 

Oremos:

Oh Jesús Pastor bueno,  gracias de todo corazón porque me amas como soy, sin reservas y sin condición.  Gracias por tu paciencia, tu perdón y ternura entrañable. Ayúdame  a reconocer los detalles de tu amor y a responderte con amorosa gratitud. Amén.

 

Recordemos:

“Y si la encuentra, yo les aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se le habían perdido”  

 

Actuemos:

Hoy tomo un tiempo para examinar mi vida y reconocer qué es lo que me está alejando de Dios y de su amor.

 

Profundicemos:

Cuanto más cerca estemos del Pastor, más  a salvo estaremos de los lobos. P. Noel Lozano

Libro: “Siete pasos hacia la vida”  Alsen Grun

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×