Artículos de Interés

RESEÑA HISTÓRICA DE LA PRESENCIA DE LA ASOCIACIÓN DE COOPERADORES PAULINAS

EN LA PROVINCIA COLOMBIA-ECUADOR

La Asociación de Cooperadores Paulinos fue fundada en Alba (Cúneo, Italia) por el beato P. Santiago Alberione, el 29 de junio de 1917, aunque comenzó a existir «de forma oficial y canónica» en 1918, con el nombre de Unión de Cooperadores de la Buena Prensa (ahora "Asociación de Cooperadores Paulinos"), cuando monseñor Francisco José Re, obispo de la diócesis, el 29 de septiembre del mismo año aprobaba el Estatuto y se inscribía como primer miembro a la nueva "Unión".

La Asociación de Cooperadores Paulinos nace con el fin de extender, bajo la guía del Espíritu Santo, la misión de la Familia Paulina, o sea para dar a conocer en el mundo entero a Cristo Maestro y Pastor, Camino y Verdad y Vida, mediante el anuncio hecho con los instrumentos de la comunicación social. Por eso, la asociación de laicos colabora y se reúnen periódicamente con nosotras, viven nuestra espiritualidad y en su medida trabajan y hacen su apostolado en sus parroquias con nuestro carisma.

El beato Santiago Alberione fundó cinco congregaciones, cuatro Institutos y la Asociación de Cooperadores Paulinos. Somos diez ramas en toda la Familia Paulina. En Colombia están presentes cuatro congregaciones: los Paulinos, las Paulinas, las Pías Discípulas, las Pastorcitas, un Instituto de Vida Secular Consagrada que se llama Virgen de la Anunciación y la asociación de Cooperadores paulinos.

En el año 1917, después de haber fundado dos Congregaciones religiosas, el Padre Santiago Alberione soñó con los Cooperadores como personas que entienden el carisma de la Familia Paulina y forman con ella unión de espíritu y anhelo.

En el año 2016 Papa Francisco subrayaba: “Tenemos necesidad de laicos bien formados y animados con una fe recta y clara… tenemos necesidad de laicos que arriesguen… que no tengan miedo de equivocarse… tenemos necesidad de laicos con visión de futuro, con sabor de experiencia de la vida, que se atrevan a soñar…

En esa sintonía, la Comunidad Paulina de Colombia y Ecuador, ya desde hace algunos años, ha sentido, con fuerza la invitación a dar a conocer nuestro carisma a muchos laicos que frecuentan nuestras librerías en las diferentes ciudades donde nos encontramos presentes como comunidad. Así han nacido algunos grupos y han tomado el nombre de las Cartas escritas por San Pablo, nuestro padre y patrono.

laicos

EN COLOMBIA: En Bogotá está presente el grupo de los Gálatas y Filipenses, en Barranquilla el grupo de los Efesios, en Manizales el grupo de los Colosenses, en Cúcuta el grupo de Tito, en Cali el grupo de los Tesalonicenses y en Santander de Quilichao el grupo San Pablo.

EN ECUADOR: En Quito está presente el grupo Romanos, en Guayaquil el grupo Timoteo y en Loja … De acuerdo a los Estatutos en cada grupo se elige un Coordinador/a, Secretario/a y Tesorero/a para auto sostenerse y para que puedan autogestionar las actividades pastorales a realizar desde los diferentes ámbitos donde se encuentran.

El hombre está llamado a vivir y a relacionarse con el Cristo integral, Cristo mismo pide una plenitud de desarrollo del hombre, en todas sus facultades. Por eso, cada mes se reúnen para conocer y profundizar nuestra espiritualidad y misión, para vivir integralmente del Maestro a la luz de las cuatro ruedas del carro Paulino (santidad, estudio, apostolado y pobreza) y compartir experiencias de evangelización.

REUNION

Y también para celebrar momentos de fiesta, celebración del don de la vida, día de la Madre, día del Padre, día del amor y amistad y no pueden faltar las fiestas de Familia Paulina: a Jesús Maestro Camino Verdad y Vida (fiesta a cargo de las hermanas Pías Discípulas); a María Reina de los Apóstoles (fiesta a cargo de las Paulinas); a San Pablo (fiesta a cargo de los padres y hermanos Paulinos); y en cada comunidad organizamos y celebramos a nuestro fundador el Beato Santiago Alberione y a la primera Maestra, Venerable Tecla Merlo

El cooperador o la cooperadora sintiendo que el Señor le pide un compromiso más radical, pueden pedir oficialmente ser parte de la Asociación. Luego de un adecuado proceso de acompañamiento, formación y conociendo más a fondo el Estatuto del Cooperador Paulino, de forma personal cada participante pide por escrito ser admitido oficialmente a la asociación y hace las promesas, luego de dos años de acompañamiento y formación para después en cada año poder renovar las promesas.

 

articulo 2

LA ALEGRÍA DE SER ELEGIDA POR DIOS

Si en la vida nos deleitamos viajando y explorando nuestro mundo para disfrutar de  la hermosa naturaleza, creación divina, así también he podido experimentar este viaje, emprendido desde Agosto de 2008, con un agradable grupo, que adopto más adelante el nombre de Filipenses, en honor al apóstol San Pablo y  nació como producto de nuestro primer encuentro, atendiendo una invitación especial de la Hna. Stella León.

stella

el cual nos dio la pauta para iniciar este  caminar por senderos, que tal vez el Señor, ya habría elegido para nosotros, y nos estaba esperando, pues es Él quien elige a sus Apóstoles (Jn. 15, 16: “No me eligieron ustedes a mi; yo los elegí a ustedes y los destine para que vayan y den fruto, un fruto que permanezca; así lo que pidan al Padre en mi nombre él se lo concederá”), así entendimos que era el momento de ajustar las sandalias y tomar el morral, para descubrir las maravillas que el Señor ha hecho en otros, como el Padre Santiago Alberione, y es, a través de su obra y experiencia, que llegamos a conocer la Asociación de Cooperadores Paulinos, en este caso, dirigidos por las hermanas Paulinas, a quienes agradecemos, porque desde el primer momento nos han abierto las puertas de su casa y su corazón  buscando, en obediencia al Maestro,  formar esos apóstoles que necesita el mundo, y que han de ir llevando la Palabra de Dios, como lo decía el mismo Beato: “Llegar a todos, llegar pronto, llegar antes”, utilizando las formas y medios de la comunicación social.

caminar

Avanzando en este caminar de la mano de la Comunidad e iluminados por el Espíritu Santo, nos adentramos en la esencia de la Espiritualidad Paulina: “Vivir integralmente el evangelio de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, en el espíritu de San Pablo, bajo la mirada de María Reina de los Apóstoles”, en la perspectiva de retiros, cursos talleres y diplomados que nos han permitido conocer el carisma y la gran riqueza de esta Familia, vivida en el espíritu de San Pablo, alimentándose de cada frase del Evangelio, y con su único apostolado “Dar a conocer a Jesucristo Maestro, Camino, Verdad y Vida” (cf. Jn 17,3).

Algunas parroquias de Bogotá, fueron los primeros escenarios para iniciarnos en el apostolado con talleres de valores para niños, en las novenas navideñas en Diciembre de 2009 y 2010, y  en el colegio Manuela Beltrán, en el barrio El Paraíso de Ciudad Bolívar donde, primero desarrollè un trabajo a nivel personal en la organización de la biblioteca, luego con gran parte del grupo organizamos y desarrollamos talleres para niños de primaria en el año 2012, y en 2013 con jóvenes de bachillerato.

novena
biblioteca

En comunión con las hermanas Paulinas vivimos nuestra experiencia misional en tiempos litúrgicos, Semana Santa, Navidad, fiestas patronales y misión Bíblica en zonas rurales, así: en 2009 en Caparrapí, Cundinamarca, 2010 Ricaurte Cundinamarca, en 2011 y 2012 en Altamira, Huila, 2013 y 2014 en Cajamarca, Tolima, 2012 y 2013 en Villa Rica, Cauca, 2013 en Chitaraque, Boyacá,  2017 en Villavicencio, Meta como preámbulo a la venida del Papa Francisco a Colombia.

mision

En diciembre de 2009, compartimos nuestro primer Encuentro virtual de Cooperadores de la Provincia Colombia – Ecuador, de singular importancia para nosotros, del cual puedo rescatar dos hechos importantes, primero porque nos  conocimos, compartimos, oramos e intercambiamos impresiones y nuestros proyectos con todos los  compañeros de la provincia. También recuerdo que en este encuentro nació el grupo de Cooperadores Kids, mediante proyecto presentado por dos adolescentes que caminaban con nosotros: Tatiana Pinzón y Carolina Pachón, con su liderazgo y compromiso se logro vincular un gran número de kids que se contagio de esta linda espiritualidad y hoy como profesionales en diferentes áreas dan testimonio de su vivencia y  experiencia Paulina. En este compartir de aprendizaje y alegrías, no podemos olvidar el momento doloroso despidiendo a uno de los Kids, Steeven Fernández, llamado por el Señor a sus escasos dieciséis años.

En diciembre de 2009, compartimos nuestro primer Encuentro virtual de Cooperadores de la Provincia Colombia – Ecuador, de singular importancia para nosotros, del cual puedo rescatar dos hechos importantes, primero porque nos  conocimos, compartimos, oramos e intercambiamos impresiones y nuestros proyectos con todos los  compañeros de la provincia. También recuerdo que en este encuentro nació el grupo de Cooperadores Kids, mediante proyecto presentado por dos adolescentes que caminaban con nosotros: Tatiana Pinzón y Carolina Pachón, con su liderazgo y compromiso se logro vincular un gran número de kids que se contagio de esta linda espiritualidad y hoy como profesionales en diferentes áreas dan testimonio de su vivencia y  experiencia Paulina. En este compartir de aprendizaje y alegrías, no podemos olvidar el momento doloroso despidiendo a uno de los Kids, Steeven Fernández, llamado por el Señor a sus escasos dieciséis años.

niños

En Santa Rosa de Cabal en Agosto de  2011 en el segundo Encuentro Provincial de Cooperadores, vivimos una linda experiencia, Encuentro que se identifico con el lema: “Llevamos este Tesoro en vasijas de Barro” 2Co 4,7, los días 11 y 12 primer Encuentro de Coordinadores de grupo y hermanas Asesoras, con acompañamiento del Padre Ronald Francis, donde se estimó el valor del talento y la connotación de este a través del proceso de liderazgo dentro del servicio a la comunidad cristiana, resaltando la dimensión esencialmente magistral, que nos lleva a avanzar en la fe  para crecer en nuestra dimensión espiritual. El día 13 se unieron todas las comunidades de la provincia para continuar nuestra experiencia.

Desde el vientre de  mi madre, el señor me llamo, Cecilia, eres  mía, y a pesar que no escuche su voz a temprana edad, en el transcurrir de mi vida, cuando ejercía mi labor judicial, me acerque a la Librería  de las Paulinas en la ciudad de Cali Colombia, y allí, entre los distintos libros, bellas tarjetas y alabanzas, volví a ser llamada por la hermana Marlene López Ricaldi para vivir esta vocación y sentir el gran deseo de realizar la parte que me corresponde.

En el año 2007 iniciamos con dos amigas más, nuestros encuentros todos los jueves ante el Santísimo, recibiendo la formación de la espiritualidad paulina  y poco a poco nos fuimos introduciendo en la gran familia paulina; conociendo la vida  prodigiosa del Apóstol Pablo y tomando conciencia de la responsabilidad de anunciar el evangelio, utilizando los medios de comunicación del mundo, para acercar cada vez  más a las personas al camino de salvación, bajó la mirada de María Reina de los Apóstoles.

encuentro 1

El tercer encuentro provincial se llevo a cabo en Bogotá del 20 al 24 Agosto de 2014, con motivo de la celebración de los cien  años de la familia Paulina con el lema:Para ser libres nos libertó Cristo” (Gál 5,1).

El cuarto encuentro provincial de Cooperadores se llevo a cabo en Bogotá del 31 de Julio al 02 de Agosto de 2015, en conmemoración de los cien años de fundación de la comunidad Hijas de San Pablo, caracterizado con el lema: “Que nadie tenga que decir, esperábamos de ustedes más luz” (Beato Santiago Alberione).

Con motivo del centenario de fundación de los Cooperadores en Junio de 2018 se desarrollo el Congreso provincial con la participación activa de todas las comunidades.

 

En este tiempo de pandemia y debido al confinamiento, celebramos el día del Cooperador y nuestro aniversario 103, mediante encuentro virtual, con la Eucaristía de acción de gracias y el compartir de experiencias de cada comunidad.

Otros acontecimientos dignos de mencionar: Nuestra consagración como Cooperadores en Junio de 2011, la participación en Italia de un selecto grupo en I para la celebración del centenario de las Hijas de San Pablo en 2015 y la fusión del Grupo Gálatas y Filipenses en 2015, formando así una gran hermandad.

Hoy desde la coordinación de la rueda de Vida Comunitaria comparto con gusto y alegría con mis compañeros de grupo el desarrollo de nuestro proyecto del próximo trienio, con el lema: “Levántate, entra en la ciudad y se te dirá lo que debes hacer” (Hch. 9, 6).

Una Experiencia Inolvidable

Desde el vientre de  mi madre, el señor me llamo, Cecilia, eres  mía, y a pesar que no escuche su voz a temprana edad, en el transcurrir de mi vida, cuando ejercía mi labor judicial, me acerque a la Librería  de las Paulinas en la ciudad de Cali Colombia, y allí, entre los distintos libros, bellas tarjetas y alabanzas, volví a ser llamada por la hermana Marlene López Ricaldi para vivir esta vocación y sentir el gran deseo de realizar la parte que me corresponde.

En el año 2007 iniciamos con dos amigas más, nuestros encuentros todos los jueves ante el Santísimo, recibiendo la formación de la espiritualidad paulina  y poco a poco nos fuimos introduciendo en la gran familia paulina; conociendo la vida  prodigiosa del Apóstol Pablo y tomando conciencia de la responsabilidad de anunciar el evangelio, utilizando los medios de comunicación del mundo, para acercar cada vez  más a las personas al camino de salvación, bajó la mirada de María Reina de los Apóstoles.

El 27 de junio del 2011 hice mi promesa como cooperadora paulina para difundir la misión evangelizadora, viviendo en unión de mente y de corazón con la gran familia paulina

He precedido como coordinadora de nuestra comunidad denominada Tesalonicenses y con este valioso grupo de cooperadores apoyamos las distintas actividades apostólicas, de formación paulina y promoviendo la evangelización a través de la comunicación con los medios más modernos  y con la fuerza reveladora de Jesús Maestro Camino, Verdad y Vida.

promesa
promesa 2

Esta bella experiencia paulina , ha dejado profundas huellas en  mi vida, logrando reconocer y ejercer mi verdadera misión evangélica al servicio de los demás, me siento afortunada y muy comprometida con la magnífica obra apostólica que creó nuestro fundador Santiago Alberione y con la certeza de continuar los senderos de san Pablo para irradiar a Cristo resucitado, pese a que vivimos tiempos muy difíciles, pero con la esperanza y la fe ,unidas a las palabras del beato Santiago Alberione: “ Estar siempre en camino y sentir este progreso en Cristo y en la Iglesia.  Siempre lanzados hacia adelante

¡ como Pablo, el caminante de Dios “.

con amor y compromiso paulino

Cecilia Renza Campo.

MI ENCUENTRO COMO COOPERADORA

En agosto de 2018, acudí con mi esposo a una invitación de la Congregación de las hermanas Paulinas de Quito- Ecuador, a ser parte de su misión y la obra pastoral que se realiza como Cooperadores laicos, desde ese momento mi vida tomó un giro inesperado; siempre busqué el lugar ideal hacia donde me llamaba el Señor, en ese día lo encontré, era allí, con las hermanas Paulinas, quienes desde entonces me acogieron con amor, calidez, sinceridad - un pedacito de cielo en la tierra- en mi Quito, en mi país.

promesa 2

De allí en adelante continúe fielmente con la formación laical que me han impartido las Hermanitas Paulinas, ha sido una experiencia indescriptible, todo el crecimiento espiritual, humano que he tenido desde entonces, un encuentro real y verdadero con Dios, a través principalmente del ejemplo de San Pablo, luego del padre Santiago Alberione, la maestra Tecla Merlo y las hermanitas a quienes admiro por su sabiduría, su conocimiento, su don de gente,  servicio, amor a la humanidad, entrega de la palabra a través de los distintos medios de comunicación y así llegar a todos los lugares más recónditos del mundo.

Con la Comunidad Paulina he aprendido a orar, a leer, a escribir, a meditar, a compartir con los hermanos, con los más necesitados, por medio de diversas actividades que hemos desarrollado con nuestro grupo: oraciones comunitarias, retiros, encuentros, celebración de la eucaristía, rezo del Santo Rosario, evangelización, exposición de libros en las diferentes iglesias, visita a grupos vulnerables y un sinnúmero de eventos que nos acrecientan espiritualmente, complementado con un grupo muy selecto de amigos, sinceros, amorosos, prestos a ayudar, comprometidos totalmente con nuestra misión Paulina, a quienes ahora considero mi familia en Cristo.

orar

Realmente pertenecer al grupo de Cooperadores Paulinos ha sido un gran honor, una gran bendición que el Señor me ha regalado y que a pesar de las difíciles circunstancias que atravesamos en la actualidad, ha sido como un manantial de agua fresca en donde se renuevan día a día las esperanzas de un mañana mejor.

Espero que mi buen Dios me siga iluminando, protegiendo, dando la fortaleza para seguir a Jesús Maestro, Camino, Verdad y Vida y bajo el amparo de María Reina de los Apóstoles, con mucha fe, amor, devoción, entrega total al igual que lo hicieron nuestros patronos y cuando me toque el encuentro con el Señor, poder decirle cara a cara, aquí estoy mi Amado Dios.

Patty Álvarez