Historia

La congregación de la Pía Sociedad de las Hijas de San Pablo, más conocidas como - Paulinas - fue fundada el 15 de junio de 1915 por el beato Santiago Alberione en Alba, Italia, junto con la ayuda de la venerable Tecla Merlo, para la difusión del Evangelio.

"El Padre Alberione en 1915, pensando en el apostolado de la buena prensa podían ser de gran ayuda la cooperación de religiosas con la oración, el trabajo y la propaganda, fundó una familia de jóvenes (...)" (DcA, 1928)

Somos mujeres consagradas a Dios en la Iglesia Católica

que con el ardor misionero de San Pablo nos dedi¬camos a vivir y dar al mundo a jesús Maestro Camino, Verdad y Vida y así llevara todos los pueblos la Pala¬bra de Dios hecha libro, sonido, imagen y canción, sirviéndonos de todos los lenguajes, medios y expresio¬nes de la comunicación para que la Buena Noticia llegue a cada persona

Con esta misión estamos presentes en 54 países en los 5 continentes, como Pablo, a todos deseamos hacer el don de Jesús, que es la Verdad que salva, el Camino que conduce al Padre, la Vida que se dona por todos.

El Padre Santiago Alberione fundó en 1915 a las Hijas de san Pablo, con el objetivo de difundir la Palabra de Dios a todos los pueblos, a través de los Medios de Comunicación Social.

Con esta gran misión, llegan a Bogotá, Colombia el 24 de abril de 1948 las hermanas Leticia Elena, Giovanna Vascheto, Imelda Toschi y Luigina Grandi, pero por la dificil situación les aconsejaron trasladarse a una ciudad más pequeña, fue así como dos de ellas Segaron a Manizales en 1949 y más tarde a Barranquilla, Medellín, Cali y Cúcuta, expandiendo en estas ciudades y en las regiones de Colombia y Ecuador la misión paulina.

Con gran alegría celebramos los 100 años de entrega per¬manente, alegre y generosa de las Hijas de San Pablo -Paulinas - en Colombia; 100 años de fundación en los que al sentirnos elegidas y amadas en Cristo Jesús, desea¬mos seguir llevando la Palabra de Dios a todas las personas.