30 de noviembre

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron

(Mt 4, 18-22)

 

Los apóstoles dejaron lo poco que tenían, su familia, su barca, sus redes para seguir a Jesús, y lo hicieron “enseguida”, sin dudarlo, sin pensarlo dos veces. Esto es lo que el Señor quiere de nosotros, que le sigamos de inmediato y dejemos todo lo terrenal, poco o mucho, que hayamos acumulado en nuestra humilde existencia de hombres. Si no respondes a su llamada, el Señor no se dará por vencido y seguirá llamándote, queriendo que le sigas sin dudarlo y dándote tanta alegría que todo el dinero del mundo nunca podrá darte. Es tan bueno ser “pescadores de hombres”, poder hacer llegar nuestros principios a quienes no los conocen, y poco a poco traer a la orilla a esas personas que se ahogan en un mar de aspectos terrenales.

 

Reflexionemos: ¿Escucho la Palabra del Señor? ¿Estoy atento a su llamado? ¿Estoy dispuesto a dejarlo todo por el Señor?

 

Oremos: Señor, danos la gracia de escuchar tu Palabra, de seguirte siendo capaces de dejar todas nuestras seguridades y colocar nuestra confianza solo en ti.

 

Actuemos: En este día estaré más atento a la Palabra del Señor.

 

Recordemos: “Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron”.

 

Profundicemos: “La vocación es para todos, porque el Señor nos mira y nos llama a todos” (Papa Francisco).

 

📑 Recomendado:  Material de temporada 2024

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×