12 de julio

“Vayan a las ovejas descarriadas de Israel”

(Mt 10, 1-7)

 

Permitamos que la Palabra de Dios toque nuestra vida

Los doce apóstoles, de quienes nos habla el Evangelio (c f. Mt 10,1-7), tuvieron la gracia de encontrarlo físicamente en Jesucristo, Hijo de Dios encarnado. Él los llamó por su nombre, uno a uno —lo hemos escuchado—, mirándolos a los ojos; y ellos contemplaron su rostro, escucharon su voz, vieron sus prodigios. El encuentro personal con el Señor, un tiempo de gracia y salvación, lleva a la misión. Jesús les exhortó: «Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos» (v. 7). Encuentro y misión no se separan.

 

Reflexionemos: La vocación a la misión son comunitarias: Los 12 apóstoles representan las 12 tribus de Israel, son enviados de dos en dos. La comunidad es la que envía, id y proclamad que ha llegado el reino de Dios. Son enviados a comunicar la alegría del Evangelio y esta gran alegría les traería después la persecución y la muerte. Pero el seguimiento al Maestro incluye la cruz.

 

Oremos: Gracias Jesús, por haberte fijado en mí y llamarme por mi nombre, gracias por enviarme a comunicar tu Evangelio. Amén.

 

Actuemos: Abrir mis oídos y corazón al llamado del Señor. ¿Qué quieres de mi hoy?

 

Recordemos: Jesús llamo a los doce discípulos y también me llamo a mí, me envía a curar y sanar de todas las enfermedades, me invita a amar la humanidad herida, descarriada a comunicarles a todos el Reino de Dios.

 

Profundicemos: Jesús llamó a sus discípulos y escogió a doce» para enviarlos, sembradores de la fe, a propagar la ayuda y la salvación de los hombres en el mundo entero. Fijaos en este plan divino: no son ni sabios, ni ricos, ni nobles, sino pecadores y publicanos los que escogió para enviarlos, de manera que nadie pudiera pensar que habían sido arrastrados con habilidad, rescatados por sus riquezas, atraídos a su gracia por el prestigio de poder o notoriedad. Lo hizo así para que la victoria fuera fruto de la legitimidad y no del prestigio de la palabra. San Ambrosio

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×