23 de febrero

“Vete primero a reconciliarte con tu hermano”

(Mt 5, 20-26)

Permitamos que la Palabra de Dios toque nuestra vida

El texto del Evangelio de Mateo muestra cómo Jesús interpreta y explica la Ley de Dios. Por cinco veces repite la frase: “Habéis oído que se dijo a los antepasados”, Mateo un poco antes había dicho: “No piensen que he venido a acabar con la Ley y los Profetas. No he venido a acabar, sino a darles pleno cumplimiento”. La actitud de Jesús ante la ley es, al mismo tiempo, de ruptura y de continuidad. Rompe con las interpretaciones erradas, pero mantienen firme el objetivo que la ley quiere alcanzar: la práctica de justicia mayor es el Amor.

Los versículos 21-26 se refieren al respeto del otro en su vida. No basta no matarlo, también su ira, el insulto y el desprecio son formas de matar. El acuerdo fraterno es tan importante, que la reconciliación tiene la precedencia sobre todo culto religioso (vv. 23-24); la falta de acuerdo con el hermano es la condena por no ser hijo (vv. 25-26). El texto de hoy insiste en la reconciliación no como algo deseable u opcional, sino como necesario para la convivencia fraterna.

Es así como podemos entender la nueva moral de Jesús que se fundamenta en el amor del Padre que él revela. En adelante, todo quedará contenido en un único mandamiento. “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Ama a tu prójimo tal como es porque tú y él son iguales, hijos e hijas queridos de Dios.

 

Oremos: Señor queremos practicar cada día más la caridad, virtud principal de tu corazón. Ayúdanos a ser faro del amor, pues solo así seremos reconocidos como discípulos tuyos. Enséñanos a amar al prójimo del mismo modo que tú amas a cada uno de tus hijos. Amén.

 

Actuemos: ¿Cómo asumo mi responsabilidad personal en la construcción de la fraternidad? ¿Qué signos puedo enumerar que me hagan tomar conciencia de la necesidad de la reconciliación con el hermano?

 

Recordemos: La Cuaresma nos va ofreciendo luces concretas para llegar reconciliados a la celebración de la Pascua, asumir la responsabilidad de vivir en comunidad.

 

Profundicemos: “Les digo que si su justicia no supera a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el reino de los cielos” (v.20).

 

📑 Recomendado: La Palabra Pan de vida. Comentario al Evangelio diario 2024

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×