fbpx

21 de Junio

“Traten a los demás como quieren ellos que los traten”

(Mateo 7,6.12-14)

 

 Permitamos que la Palabra de Dios toque nuestra vida

La sentencia solitaria y suelta, fuera del contexto, sobre los perros y los cerdos, seguramente fueron recogidas por Mateo, que lo toma de la fuente Q. Tanto perros como cerdos eran animales despreciados en aquella cultura. Es probable que, en el contexto en el que la sitúa Mateo, nos quiere decir que no es lo mismo “reprochar” que “corregir”. El reproche equivale a “desprecio”. La corrección es “ayuda”. La corrección se hace desde la bondad, la confianza, el cariño. Eso no hiere, hace bien y la persona se humaniza.

La segunda cosa que propone el evangelio, cuando Jesús dice “en esto consiste la Ley y los profetas”, o que Jesús proclama es la síntesis de lo que Dios quiere. Y lo que desea, es que tratemos a los demás como queremos que ellos nos traten a nosotros. Cada cual quiere para sí mismo lo mejor. Pues lo mejor hemos de desear para los demás. La referencia a la “Ley y los profetas” vienen a ser el principio fundamental. Que nos indica esto: “Todo lo que el amor y los preceptos de Jesús exigen, todos sin excepción, hay que hacerlo a las demás personas.

La alternativa final que plantea Jesús, entre la puerta estrecha o la puerta ancha, el camino fácil o el camino difícil, son metáforas que remiten a la idea de “persecución “o “Sufrimiento” a causa de la misión.

 

Oremos: Señor Jesús ayúdame para que pueda dar ejemplo de mi vocación como un verdadero cristiano. Dame valor para seguir el sendero del sacrificio y la renuncia. Amén

 

Recordemos: “No den lo santo a los perros”; “Traten a los demás como quieren que ellos los traten”; Qué estrecha es la puerta y que corto el camino que lleva a la vida”.

 

Actuemos: “Ser cristiano es vivir y testimoniar la fe en la oración, en las obras de caridad, en la promoción de la justicia, en hacer el bien. Por la puerta estrecha que es Cristo debe pasar toda nuestra vida”. (Papa Francisco)

 

Profundicemos: ¿Qué manera tengo de tratar y responder a Dios?

 

Vive la Palabra diaria con nuestro Misal popular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×