fbpx

14 de Octubre

“Hasta los pelos de su cabeza están contados”

(Lucas 12,1-7)

 

Permitamos que la Palabra de Dios toque nuestra vida

El tema centras, de la denuncia que hace Jesús, es la hipocresía de los fariseo, que Jesús ve como la fuerza (el “fermento”) determinante de la perversión de aquellos hombres, que aparecían ante la opinión pública como los más piadosos, las personas más cercanas a Dios.

“Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse, nada hay escondido que no llegue a saberse”. En el Evangelio de Lucas esta sentencia invita a los discípulos, ante miles de gentes, a no actuar como los fariseos, cuya hipocresía quedara desenmascarada. La claridad, la transparencia, la ausencia de cualquier forma de ocultamiento, todo eso es lo propio del Evangelio. Para Jesús, esta transparencia es constitutiva del Evangelio. Donde no hay transparencia, no hay Evangelio.

La Experiencia del Dios es siempre reciprocidad amorosa con el prójimo. ¿Es tu vida signo del amor y ternura de Dios para con los demás?

          

Oremos: Señor Jesús, concédenos la valentía necesaria para denunciar las injusticias del mundo y la fuerza de corazón para actuar siempre de acuerdo con tu enseñanza.

 

Recordemos: “Hasta los pelos de su cabeza están contados”. Por lo tanto, no tengan miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.  

 

Actuemos: ¿Somos promotores de esperanza, de sanación ante todo circunstancia?

 

Profundicemos:  Jesús exhorta a los suyos al valor por dos rezones: porque la persona es inviolable y porque Dios no se olvidara de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Requiere asesoria? Activar chat

×