27 de Septiembre

 

Los cobradores de impuestos y las prostitutas los aventajan a ustedes hacia el reino de Dios (Mt 21, 31)

 

En el evangelio de este día, Jesús por medio de la parábola del padre y sus dos hijos que invita a trabajar en la viña, lanza una fuerte recriminación a los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo por no creer en su Palabra. Jesús compara a estos dos grupos religiosos con el hijo que dijo al padre que iba a la viña y nunca fue; y a los cobradores de impuestos y a las prostitutas con el hijo que dijo que no iba, pero luego se arrepiente y va. Estos dos últimos grupos eran mal vistos en su tiempo y discriminados por los primeros por transgredir la Ley, sin embargo, Jesús a través de la parábola quiere mostrar que los que verdaderamente desobedecieron a Dios fueron los que siempre se confesaron obedientes a ella. Con esto indica que los publicanos y las prostitutas los precederán en el Reino de los Cielos, por la apertura que ellos tuvieron a sus enseñanzas. Pidamos al Señor, en este día, que nos ayude a tener un corazón abierto a sus enseñanzas, que sepa reconocer todo el bien que él nos comunica a través de ellas para ir siempre con alegría a su encuentro.

 

Reflexionemos:

¿Qué personas siguen siendo discriminadas hoy por su conducta social o sus creencias religiosas?, ¿cómo podemos salir más al encuentro de Jesús en el momento actual que vivimos?

 

Oremos:

Ayúdanos, Señor, a ir siempre a tu encuentro pese a nuestra fragilidad personal y a nuestra infidelidades. Que tu amor misericordioso nos atraiga siempre hacia ti especialmente cuando perdemos de vista tus enseñanzas y nos apartamos de tu lado. Amén.

 

Profundicemos:

 

Cuando hemos experimentado en nuestra vida el perdón de Dios somos capaces de volver a siempre a su encuentro cuando nos equivocamos y hacer del perdón una experiencia gratificante y liberadora (https://paulinas.org.co/libreriavirtual/el-perdon-sana-y-libera/: El perdón sana y libera).

 

Recordemos:

Dios siempre nos da la posibilidad de volver a su encuentro.