Acompañamiento
Testimonio: Francy Basante

Aspirantado
Testimonio: Fernanda Mendoza

Postulantado
Testimonio: Norma Oretea

Noviciado
Testimonio: Maryanny

Juniorado
Testimonio: Hna. Ydania

Formación permanente
Testimonio: Hna. Fanny

UNA CARTA DE JESÚS…

Apreciada joven:

¿Cómo estás? Te escribo esta carta para decirte cuánto te amo y cuánto me preocupo por ti. Te vi hablando con tus amigos espere. Esperé todo el día  que lo hicieras también conmigo.

Te di un bello atardecer para cerrar así tu día, una brisa fresca para acariciar tu rostro y esperé… pero nunca viniste. Me dolió, pero aun así, te amo porque soy tu amigo.

Te vi durmiendo anoche y ansiaba tocar tu frente. Entonces derramé luz sobre tu rostro. De nuevo esperé anhelando que pudieras hablar. ¡Tengo muchas cosas especiales para darte! Te despertaste tarde y fuiste apresuradamente a trabajar. Mis lágrimas estaban en la lluvia. Hoy te ves triste y sola. Me duele el corazón pues te entiendo. También mis amigos me han desilusionado y me han herido varias veces. ¡Oh, sí solo me escucharas… Realmente te amo! Y trato de decírtelo en el cielo azul y en la quietud del prado… verte en las hojas de los árboles y lo expreso en los colores de las flores.

Te grito en las cascadas de los ríos que las montañas dejan oír en sus estruendosas aguas. También dándoles a las aves una canción de amor para entonar; te lo digo dándote un sol cálido y perfumando el aire con la esencia de la naturaleza.

Mi amor por ti es más hondo que los océanos y más grande que el deseo o necesidad de tu corazón. ¡Si solo supieras cuánto te quiero ayudar! Quiero que conozcas a mi Padre. Él también te ama. Llámame, pregúntame, habla conmigo. Te he dejado mi Espíritu de amor. No te olvides de mí. Tengo mucho que compartir contigo. No te presiono. Es tu decisión. Yo te he escogido a ti y espero… porque te amo.

Tu amigo,

JESÚS

Ficha No 3 Podría ser mi camino...

invitacion

ORACIÓN 

Señor, el tiempo pasa, las horas corren, las personas vienen y van. No puedo retardar más mi respuesta. Sé que me llamas, sé que me amas y sé también que tienes  tus condiciones.

Jesús Verdad ilumina mi mente para que pueda ver claro tus proyectos y los pueda unir a los míos.

Jesús Camino guía mis pasos para andar sin vacilaciones por ese camino de  libertad interior por el que me quieres conducir.

Jesús vida, hazme sentir tu amor especialmente en los momentos de fragilidad y dudas, para que yo pueda unirme a tu proyecto de amor, lanzarme a amar a muchas personas y hacer el bien a través de todos los medios, formas y expresiones de la comunicación social.

Siento que Tú eres mi fuerza y prometes estar conmigo, perdóname si persisto en la terquedad de creer que puedo crecer sin ti. Dame un corazón decidido para no dar más largas a esto que siento en mi corazón y entregarme sin medida a la construcción de tu Reino.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Querida joven:

Para orientar mejor tu búsqueda vocacional, la revista: “Joven ponte en camino” te propone tres guías de lectura. Esta guía No. 3 te permitirá conocer la experiencia de Dios que tanto Hermanas como jóvenes en formación han vivido  en la vida paulina, en sus diferentes etapas. Finalmente a través del juego y la creatividad podrás volver sobre los contenidos más importantes de la revista

Al finalizar tus respuestas debes dar click en “Enviar”.