PODRÍA SER TU HISTORIA

Un día dos jóvenes llamados Santiago y Teresa, sintieron el llamado de Dios y respondieron entregando su vida en la misión que el Señor les tenía preparada: la admirable Familia Paulina, una “historia de salvación” a la que Dios los llamó para 

evangelizar a través de los medios de comunicación. Han pasado más de 100 años y Dios sigue llamando a jóvenes como tú que sienten el deseo de donar su vida por amor a Jesucristo; las huellas que han dejado estos apóstoles de la comunicación pueden ser tus huellas, sus sueños pueden ser tus sueños, sus metas pueden ser las tuyas. ¡Lánzate a la aventura de seguir a Jesucristo y atrévete a conocer la vida de estos comunicadores del Evangelio!

brujula-mini

SANTIAGO ALBERIONE

Hola, soy Santiago Alberione. Nací el 4 de abril de 1884, viví en San Lorenzo de Fosano (Italia). Crecí con poca salud. Mi madre me llevaba con frecuencia a la iglesia y se preguntaba qué sería de mi futuro al verme tan débil y distinto a mis hermanos.

Ingresé al seminario de Alba a los 16 años y el 29 de junio de 1907 fui ordenado sacerdote. Más tarde mientras esperaba la llegada del nuevo siglo, me sentí “obligado a hacer algo por el Señor y por la humanidad”, intuición recibida en la adoración eucarística en la cual comprendí que debía ser un nuevo apóstol, apóstol de la comunicación. Desde entonces, dediqué toda mi vida a esta misión: llevar el mensaje de Jesús al mundo a través de los medios más actuales del momento como la prensa, el cine y la radio.

El Señor me concedió audacia y capacidad para decir “sí” a su voluntad, silencio y escucha para interpretar los signos de los tiempos, siempre empeñado en mi vida interior, secreto para cumplir mi misión. El 20 de agosto de 1914, Dios se valió de mí para dar inicio a la Sociedad de San Pablo, una congregación dedicada a la evangelización con los instrumentos de comunicación social, seguida por las otras fundaciones que forman parte de la Familia Paulina: Hijas de San Pablo, Pías Discípulas del Divino Maestro, Hermanas de Jesús Buen Pastor, Instituto Reina de los Apóstoles, los institutos de vida secular: San Gabriel Arcángel, María de la Anunciación, Santa Familia, Jesús Sacerdote y los Cooperadores Paulinos.

El espíritu de la fundación me llevó a sentirme un padre espiritual, por ello, varias veces di vuelta al mundo para reunirme con mis hijos e hijas esparcidos en todos los confines de la tierra, animándolos a una vida cada vez mas contemplativa y apostólica según el ejemplo de San Pablo.

Al llegar a mis 87 años, el Señor me volvió a llamar definitivamente, me acogió en su casa el 26 de noviembre de 1971. Me concedió ser proclamado venerable en 1994 y beato en abril del 2003 por el Papa Juan Pablo II.

 

TECLA MERLO

Soy Teresa Merlo, cofundadora de las Hijas de San Pablo. El Señor me llamó a la misión paulina y, junto con el padre Alberione, colaboré con mi entrega a la consolidación de lo que después sería la Familia Paulina.

Nací el 20 de febrero de 1894, en Castagnito (Alba – Italia). De adolescente me dediqué al arte de la modistería y organice un pequeño taller de costura en casa, hasta que  el encuentro con el Padre Alberione cambió el rumbo de mi vida. Me pidió colaborar para el nacimiento de la rama femenina de lo que entonces era la “tipografía pequeño obrero”, me proyectó un futuro de libros por imprimir, evangelios por difundir y una misión abierta por el mundo entero. Decidí aceptar su invitación, sin embargo, nada era fácil en pleno tiempo de guerra.

Al recibir mis votos religiosos, tome el nombre de Tecla Merlo, en memoria de la primera discípula de San Pablo. Desde entonces fui elegida por el fundador para ser la guía y madre de la naciente congregación. Trate de ser siempre fiel a la voluntad de Dios manifestada a través de las palabras del Padre Alberione, fui atenta y solícita para todas las congregaciones, tratando de ayudarlas material y espiritualmente. El secreto para cumplir mi misión fueron mis grandes amores: Jesús Maestro Eucaristía, la palabra, la iglesia, las necesidades de la humanidad. Deseaba constantemente “tener mil vidas para dedicarlas al servicio del Evangelio”.

El 5 de febrero de 1964, a la edad de 70 años, el Señor me llamó a vivir con Él en la eternidad. El 22 de enero de 1991, tras el reconocimiento de la eternidad de la heroicidad de las virtudes, Dios me concedió ser declarada venerable por el Papa Juan Pablo II.

PROCESO FORMATIVO DE LAS HIJAS DE SAN PABLO

Las Hijas de San Pablo, conocidas como Paulinas, son un instituto de vida religiosa, de carácter misionero, mujeres consagradas apóstoles de la comunicación. Viven y celebran en comunidad el don de la vocación, dan a conocer a Jesucristo Maestro, Camino, Verdad y Vida como lo comprendió, vivió y comunicó san Pablo.  Según la constante invitación del fundador, de “caminar en continua conversión”, el camino de formación de las Hijas de San Pablo es permanente, progresivo y se desarrolla en las siguientes etapas:

Hermana Paulina mini

Acompañamiento vocacional: la joven entra en contacto con la comunidad, conoce el carisma y discierne su vocación. El acompañamiento dura aproximadamente un año y finaliza realizando la experiencia vocacional dentro de la comunidad.

Aspirantado: es el paso que la joven hace de su entorno familiar a la comunidad para conocer más profundamente su vocación. Durante un año se favorece la formación humana, cristiana y paulina, especialmente el conocimiento de la historia personal como “historia de salvación”.

Postulantado: se verifican las motivaciones vocacionales en el estilo de vida paulina, se favorece la formación cristiana y paulina, se clarifica la opción de una manera más libre y consciente durante dos años aproximadamente.

Noviciado: se vive una relación más íntima con Jesús Maestro y la Congregación, favoreciendo la preparación  a la vida consagrada paulina. Durante dos años la joven se adentra en la esencia y realidad del carisma.

Juniorado: es la vivencia de la consagración paulina mediante los votos temporales. Se favorece la formación apostólica y profesional para responder a los desafíos de la vida y misión paulina. La renovación de los votos es anual, hasta el sí definitivo en la Congregación.

Formación continua: con la entrega definitiva se renueva y se reaviva la vida religiosa paulina viviendo la misión confiada en pequeñas comunidades fraternas, allí donde el carisma se ha encarnado en cada cultura.

COMPAÑEROS DE VIAJE

El principio inspirador de la vida paulina es “vivir integralmente el Evangelio de Cristo Maestro Camino, Verdad y Vida según el espíritu  de san Pablo, bajo la mirada de la Reina de los Apóstoles” (Alberione A.D. 1998, No. 93). Ellos son tus compañeros de viaje.

jesus-maestro

JESÚS MAESTRO

Es el eje de la espiritualidad, cultivada según el método Camino, Verdad y Vida como Él mismo se definió (Jn 14,6). Él es la fuente, el camino, el tronco y la raíz de nuestra vitalidad y expansión (HM III, 1946), es el alma de la Congregación.

Él es el instrumento para vivir la vocación paulina. Como Verdad, ilumina la mente para vivir en fidelidad al Padre; como Camino, guía la voluntad para cumplir la voluntad del Padre; como Vida, transforma el corazón para vivir en el amor con los hermanos, con Dios y con nosotros mismos.

san pablo

SAN PABLO

Es el gran apóstol enamorado de Jesucristo que nos comunica su fuerza para que como él podamos decir “ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí” (Cf. Gál 2,20).

San Pablo, el apóstol de las gentes, es el protector y verdadero fundador de la Familia Paulina, su universalidad y pasión apostólica le permitieron extender el Evangelio a los pueblos, renovándolos con la novedad del Resucitado; los frutos de su misión se irradiaron como luz haciéndose todo con todos.

San Pablo es modelo y forma en la conversión, en la oración, en el amor, en las opciones fundamentales y en el apostolado de la comunicación social.

maria reina de los apostoles

MARÍA REINA DE LOS APÓSTOLES

Dios entregó a María como Madre de todos estando a los pies de Jesús cuando dijo a Juan: “Ahí tienes a tu Madre”.

María es Reina y protectora de toda misión apostólica, sus cuidados de madre se dirigen a los discípulos que continúan hoy la misión de dar a Jesús al mundo. Para todos es consejera, consuelo y fuente de esperanza como lo fue en el cenáculo para los apóstoles reunidos a la espera del Espíritu Santo. “María tiene el cometido de formar, sostener y coronar de frutos a los apóstoles de todo los tiempos” (Alberione. CISP, 1971 No. 579).

María es modelo de apóstol y apostolado, porque dio a Jesús y lo sigue dando a las nuevas generaciones, edificándolas con el apostolado del ejemplo.

EL EQUIPAJE QUE NO SE TE PUEDE OLVIDAR

Es importante que a lo largo del viaje prepares bien tu equipaje, que lleves contigo los elementos más indispensables para este recorrido: la Palabra y la Eucaristía, alimento físico y espiritual, oasis en medio del desierto, fuente de agua que calma la sed, luz en la oscuridad, fuerza en la debilidad; estos son imprescindibles en este camino de búsqueda.

 

La Eucaristía:

para la Hija de San Pablo, la Eucaristía no es un deber sino una necesidad. Sí, de ella ha nacido, de ella se alimenta, todo debe partir del sagrario, de Jesús Hostia, para comunicarlo con la vida y la vocación.

La Palabra: constituye el fundamento de lectura espiritual mas privilegiado, en ella, se encuentra el alimento abundante y necesario para la vida y el espíritu. El padre Alberione expresaba constantemente que “la Palabra de Dios responde a las necesidades íntimas del corazón humano”.

EL CARRO PAULINO

La vida de la Hija de San Pablo es integral, avanza hacia la cima como un carro que marcha apoyado sobre sus cuatro ruedas, medio eficaz para agilizar el viaje sin desviarse de la meta fijada. Te invitamos a conocer estas dimensiones de la vida y la misión paulina.

piedad

Rueda Piedad

“La oración ante todo, sobre todo, vida de todo” (CISP, 1971 No. 97).  La oración es vital para la Hija de San Pablo, en ella puede constatar el progreso espiritual, apostólico, comunitario. El diálogo cotidiano con Jesús Maestro le ayuda a conformar su mente, corazón, voluntad, para orientar todo según el corazón mismo de Jesús. De esta manera, se fortalece para cumplir la voluntad de Dios en la misión específica confiada.

pobreza

Rueda Pobreza

A ejemplo de Jesús en el pesebre, signo de humildad y sencillez, la Hija de San Pablo vive con alegría la vida comunitaria y la pobreza, tal como la enseñó el fundador: “una pobreza que produce, conserva, renuncia, provee y edifica”. Vive con sencillez, desapegada de los bienes  materiales, pues su mayor riqueza es Jesucristo. El fin de este fundamento es formar un estilo de vida sobria según lo esencial, lo necesario y equilibrado, valiéndose de todos los medios para anunciar el Evangelio.

estudio

Rueda Estudio

La Hija de San Pablo, llamada a transmitir y dar todo cuanto recibe, se forma en cada etapa específica para responder de manera cualificada a los retos que presenta el apostolado de la comunicación social. Ofrece sus dones al servicio de la misión, presenta el mensaje de Cristo en conformidad con la Iglesia. Con un espíritu de profunda confianza, renueva el pacto de alianza con el Señor, haciendo que su tiempo se multiplique, estudia una hora y la hace fructificar por cuatro.

apostolado

Rueda Apostolado

“Se hace apostolado si se es apóstol” (Catequesis Paulina. 1989, p. 129) y apóstol significa “enviado”, aquel que vive de Dios y lo da de diferentes formas según el carácter universal del carisma, sin distinción alguna de destinatarios y en sensibilidad con los nuevos tiempos. “Cada Hija de San Pablo debe sentirse como un transmisor de luz, altavoz de Cristo, secretaria de los evangelistas, de san Pablo”. (Alberione. A.D. 1998, No. 157) Ella, colocando al servicio de Dios todas sus fuerzas, permanece atenta a la realidad, se siente llamada a ser antena de comunicación, llevando a todos la caridad de la Verdad: Jesús Maestro integral, como Camino, Verdad y Vida. Privilegiamos tres etapas fundamentales de nuestro apostolado: 1. Creación, redacción y diseño. 2. Edición y producción. 3. Distribución y difusión.

NUESTRA PRESENCIA

nuestra presencia

Las Hijas San Pablo – Paulinas – estamos presentes en 50 naciones alrededor de los cinco continentes;  llegamos a todos los lugares llevando a Jesús hecho imagen, papel, canción, por medio de diversas formas: multimedia, editorial, radio, televisión, redes sociales, misiones, etc.

En este tiempo de auge tecnológico y revolución digital, el desafío es grande, conlleva una gran responsabilidad apostólica, se trata de asumir el reto de evangelizar en los nuevos escenarios del mundo globalizado, incursionando en sus diversas realidades, con los medios de hoy para las personas de hoy, siendo “San Pablo vivo hoy”.

El apostolado paulino es amplio, mantiene un espíritu de adaptación y comprensión frente a todas las necesidades, se compromete a interpretar todos los acontecimientos a la luz del Evangelio, se deja iluminar por Jesús Eucaristía, quien sostiene toda misión y obra de bien.

A más de 100 años de fundación, sentimos viva la invitación del Padre Santiago Alberione: “procurar una mayor actualización de todo y cuanto mejor se puede establecer la vida sobre la piedra angular, que es Cristo Jesús” (Alberione. A.D. 1998, No 176), propagar la luz de Cristo Maestro en todas las direcciones, en los más grandes escenarios de la sociedad y con los medios más modernos de la comunicación, elevándolos con nuestra propia vida y ejemplo.

Ficha No 2 Conociendo la vida y la misión de las Hijas de San Pablo

ficha2 imagen

ORACIÓN 

Señor, estoy a la vera del camino, esperando que Alguien me mire, que Alguien me invite a asumir nuevos retos, quiero ocupar cada segundo de mi tiempo al servicio de los demás. Tú pasas, tocas a mi puerta y me invitas a seguirte, es cierto, tengo miedo, me falta coraje para dejar que resuenen en mi corazón tus palabras, ponerme en pie y decidirme a dejar todo atrás para lanzarme hacia adelante. Pero tu mirada supera mis miedos y vacilaciones, tu mirada me da seguridad.

No puedo dejar de escuchar: ¡Ven conmigo, te necesito! Es mejor ponerme en marcha y empezar a caminar porque el mundo está sediento de tu amor. Señor, has hablado a mi corazón, tu Palabra me inspira, tu Palabra me llena, tu Palabra me muestra el camino que debo seguir, un Camino entre tantos caminos, una Voz entre tantas voces, una Opción entre tantas opciones.

Entro en la red y me dices en twitter: “no temas, yo estoy contigo”, abro los muros virtuales de facebook y leo: “te llevo escrita en la palma de mi mano”. Quiero chatear contigo y preguntarte dónde vives y tú me respondes: ¡ven y veras! Cada mañana en mi celular encuentro mensajes tuyos: ¡lánzate adelante! También en los canales de youtube te encuentro: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. En la web, en la radio, en la televisión on line, en el whatsapp, allí te haces presente, porque en los nuevos lugares donde los seres humanos se encuentran allí también estás Tú.

Allí quiero ser misionera Señor, quiero ser ciberanunciadora, encontrarte en ese universo, que es el universo de todos. Allí quiero abrir mis ojos para ver el rostro de la humanidad, quiero tener el ardor misionero de san Pablo para llevar todos los pueblos en mi corazón. Quiero tener unos pies que vayan más allá de mis propias fronteras, que crucen océanos, unos pies misioneros que proclamen por toda la tierra “gloria a Dios en el cielo y paz a los hombres”.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Querida joven:

Para orientar mejor tu búsqueda vocacional, la revista: “Joven ponte en camino” te propone tres guías de lectura. Esta guía No. 2 te permitirá profundizar en la Vida y Misión de las Hijas de san Pablo, que se inspira en el carisma transmitido por el Dios al Beato Santiago Alberione y a la Venerable Tecla Merlo: “Vivir y dar al mundo a Jesús Maestro Camino, Verdad y Vida a través de todos los medios, formas y expresiones de la comunicación social”. De igual forma te permitirá identificar las diferentes etapas del Proceso formativo de una Hija de san Pablo y  los principales pilares de su espiritualidad.

Al finalizar tus respuestas debes dar click en “Enviar”.