4 de Diciembre

San Juan Damasceno, presbítero y doctor de la Iglesia
Is 25, 6-10a / Sal 22, 1-6 / Mt 15, 29-37. Feria o ML. Morado o Blanco.

Jesús cura a muchos y multiplica los panes

En aquel tiempo, Jesús partió de allí, fue a la orilla del lago de Galilea, subió al monte y allí se sentó. Se le acercó una gran muchedumbre que traía consigo cojos, ciegos, lisiados, mudos y muchos otros. Los pusieron a sus pies y Él los sanó, de tal manera que la multitud se sorprendía, al ver que los mudos hablaban, los lisiados quedaban sanos, los cojos caminaban y los ciegos veían. Y glorificaron al Dios de Israel. Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: “Siento compasión de la multitud, porque hace ya tres días que están conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, para que no desfallezcan en el camino”. Los discípulos le dijeron: “¿Dónde conseguiremos, en un lugar despoblado, suficientes panes para saciar a tanta gente?”. Entonces Jesús les dijo: “¿Cuántos panes tienen?”. Ellos dijeron: “Siete y unos pocos pescaditos”. Entonces ordenó a la multitud que se sentara en el suelo. Tomó los siete panes y los pescados, dio gracias, los partió y los iba dando a los discípulos, y ellos, a las multitudes. Todos comieron, se saciaron y recogieron siete canastas llenas de los pedazos.

Los profetas del Antiguo Testamento dijeron que la llegada del Mesías traería paz, bienestar y progreso, especialmente para los más pobres. El proyecto de Jesús, que cura a los que menos tienen, a los que son condenados por la sociedad, a los que carecen de comer, ese proyecto quiere que todas las personas disfruten de lo necesario. En realidad hay abundancia, sobraría para alimentar a la población mundial, que se ha multiplicado enormemente. Pensemos lo que sucedería si invirtiéramos en salud y educación lo que invertimos en la guerra. Este tiempo de Adviento que nos prepara a la Navidad es favorable para pensar en el proyecto de Jesús: en el reino de Dios.

¿Qué significa para nosotros el reino de Dios que anunció Jesús?